------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

viernes, 28 de octubre de 2016

Si tú ya estás maltratando a la razón (o al que demuestra con solo reglas racionales), aunque tengas las formas o modales o alineaciones de conducta cómplices que guardes o quieras, sí, aunque te protejan para ello poderes de sinrazón o simpatías de sinrazón, tú irrebatiblemente estás maltratando a la razón (y a la ética como una parte esencial de la razón), ¡eso es!, tú irrebatible y objetivamente estás destruyendo el bien o, en claro, sembrando y protegiendo al mal (lo esquives o no lo esquives, o intentes comprar a Dios con pillobuenismo o te engañes a tu misma conciencia en asco)
Huir de la justicia es siempre desprotegerla, y matarla. Huir de la luz (paz-bien) es siempre desprotegerla y matarla. Huir de quien irrebatiblemente demuestra razón es siempre desproteger la razón (bien-ética) y matarla. ¡Las cosas como son!
Algo (RAZÓN) funciona únicamente si sus elementos funcionales (DEMOSTRADORES DE RAZÓN, o sea, los que demuestran-aclaran razón o los que dejan algo irrebatible solo a reglas racionales) están protegidos, sin que por nada se les dé las espaldas.

SILENCIAR al que demuestra razón (que es lo único que ampara la ética) es matarlo todo y al BIEN,  ya objetivamente es el carecer de cualquier sensibilidad  o  capacidad de bien.

sábado, 22 de octubre de 2016

Cuando ya todo el mundo tenga "educación", aún seguirá el hambre por seguro si la educación que dan es la que hay educando la falsedad y así formando egoístas que no reconocen nada.
Los grandes manipuladores y dictadores siempre estuvieron muy bien formados o educados con lo mismo -a cerrazones y vanaglorias-.  Dados los que educan, en una profunda crisis de valores y de exceso de medios, de manipulación (contexto), no se puede evitar que se eduque con irracionalidad-antiética, pero ante todo la educación es siempre en prioridad los deseos del poder

El conocimiento no es importante para la inteligencia, ¡jamás!, sino únicamente la capacidad que tengas para separarlo de la sinrazón
En un contexto real, todo a un cien por cien es violencia, ¡basta de mentiras envolventes!  Sí, la paz (ausencia de violencia-confrontación) únicamente existe en el país de las maravillas de Alicia, en los sueños del tonto de la Luna o en la misma mentira. El impacto de las acciones del hombre contra la naturaleza es violencia, la matanza de millones de corderos para satisfacer al hombre es violencia, la domesticación-esclavitud a la cual sometemos a los animales en violencia, la exterminación de plagas, el trabajo infantil, la preparación para la guerra, el hambre evitable, la tradiciones con uso de animales o de niños, el tabaco o la aceptación de tóxicos o, en el fondo, todo. Eso es
Lo que ocurre es que hay violencia justificable racionalmente (que es la ética) y violencia que nunca no. Claro, por ej,. si te defiendes físicamente para salvar tu vida de un grave peligro, tal violencia que utilizas es racional, pero si coaccionas a un niñó no. Es precisamente la razón (y no otra cosa) la que dirige y ordena todo para que pueda existir "civilización" o "sociedad" u otra ordenada supervivencia (la de la naturaleza, aunque sea la más primaria, también lo es)

jueves, 20 de octubre de 2016

Si no dejas el paso a la verdad POR DARLE FACILIDADES O FAVORES A LA SINRAZÓN, ya todo lo que haces es OBJETIVAMENTE CRUELDAD siempre reforzando sus mecanismos o, con sus inevitables consecuencias, matar.

Tú  no puedes atender lo mismo a Dios que al diablo, ¿lo entiendes ya? Tú no puedes atender lo mismo al que limpia -el bien- que al que ensucia -el bien-, ¿lo entiendes ya?  Tú no puedes atender lo mismo al que se rompe los huesos demostrando luz-razón que al que vil confunde  ¿lo entiendes, españo-monstruo?
Todas las acciones, objetivamente no requieren no más de cien esfuerzos, sí, excepto el demostrar luz-razón que es lo único que requiere miles de millones de esfuerzos (las renuncias cada segundo a privillegios de irracionalidad o de lo establecido,  el soportar miles de sinrazones y cada una con sus sobreprotegidos respaldos o cuchillos de mentiras en buenismo, también el resolver prejuicios -incontables- sabiendo que cada uno conlleva unos cientos arraigados a él, etc). Entonces, claro, por lógica, por alma o por juego limpio, le corresponderan a esos esfuerzos su debida proporcionalidad en compensaciones -a no ser que ellos tengan ya nazismo desarrollado hasta en los pelos, ¡asco!-.
Los errores -o las exigencias de la realidad- no dejan de existir porque se les ignore -ni jamás serán corregidos así si se les ignora-

lunes, 17 de octubre de 2016

Jamás se puede decir "este mundo está bien" o esto, de naturaleza social, esté bien; pues nada (socialmente) está bien y sería un engaño el decirlo. Claro, el bien es dejar al bien-razón otra vez actuar (o no perjudicarlo jamás), o sea, que tú lo dejes al fin, que al que aclara racionalmente no lo perjudiques ni un solo segundo jamás. Si no, no tendrías ni alma de tanta destrucción que actúa a través de ti.
Solo el juego limpio de la razón no esclaviza a nada, ni te mete en las miles de dependencias que tienes con las mentiras o con los intereses de algún poder (un "poder", al margen del contexto de lo íntimo o de lo personal-íntimo,  es la capacidad de imponer una sinrazón socialmente).

martes, 11 de octubre de 2016

Ninguna verdad debe estar supeditada a una mentira (pues dejaría de ser verdad) ni a ningún poder, sea cual sea tal poder (económico, político, mediático o de influencias, de dictado corporativista, de dictado institucional, de dictado tradicionalista, religioso, etc.) de instalar a contrarrazón algo; por eso, se ha de luchar contra cualquier mentira por muchos adectos-seguidores-vendidos que tenga, sí, sin darle un favor siquiera a una (o sea, un favor de dejarla pasar o de debilidad ante ella o de disfrazarla o de no descalificarla en coherencia ineludible a la precisa repulsa de lo antiético).
Las cosas como son; y ninguna verdad debe temer a alguna mentira, aunque a tal mentira la sobreprotejan miles de miles (sí, porque en suma esos van sobreprotegiendo al mal-sinrazón o a la mentira). Sobreproteger al mal es siempre  lo peor,  no lo hizo ni el diablo (pues no contaba con múltiples instituciones que lo hagan)
Los prejuicios constantes, los enturbiamientos por intereses de poder y los fanatismos a una fijación de lo sobreprotegido por conveniencias mediáticas o de líneas de poder infranqueables racionalmente, hacen una sociedad intoxicada totalmente de mentiras.

domingo, 9 de octubre de 2016

El mal -por sinrazón- es realizado -objetivamente- por personas, por grupos y por países; así que un país que realiza el mal, invalida en una proporción su cultura y mi deber u obligación ética es, sin excusas y sin demora, condenarlo -sí o sí éticamente- tenga el poder que tenga tal país. Al igual que es mi absoluta e ineludible obligación actuar contra un maltrato a la naturaleza, por ejemplo.
La verdad jamás debe doblarse para que se monte en ella un país por mucho mal y poder que tenga.
El error, la complicidad con el error y la sinrazón siempre son propios de todos excepto de quien demuestra razón (o sea, que la demuestra inengañablemente con cientos de pruebas irrebatibles además por aval). Por eso, en claro desproteger a quien demuestra absoluta u objetivamente es una acción bárbara, diabólica o nazi.

viernes, 7 de octubre de 2016

El alma está en ti  "POR LO QUE SE CONSIENTE". En efecto, unos se desalman cada vez más porque consienten cada vez más sinrazones. Consentir es no actuar en cada momento con tu razonar correcto o -bien- con reconocimiento racional, o con tu alma (tu capacidad inmaterial para actuar); en definitiva es un no actuar con tus deberes éticos 
Y los deberes éticos consisten en delimitación y coherencia del bíen, o sea, en racionalidad o están únicamente amparados por la razón.
El civismo, la razón y el bien (el alma) únicamente están en el aportar durante la vida no consentimientos de la sinrazón o del mal.
Y no consientes asimismo ayudando a quien no consiente (al APORTADOR DE LUZ), nunca siguiendo con tus ayudas a tu grupo, "amigo", colaborador que sí consienten y justifican las sinrazones (APORTADORES DE OSCURIDAD O DEL ERROR).
El  ser humano es el único animal que conoce y aplica sin alguna piedad TODAS LAS FORMAS DE DEFENDER LA SINRAZÓN; y, por lo tanto, de amparar la crueldad con más o menos conciencia. Si te vendieran que la esclavitud es buena, ¿te convencerían? Pues durante siglos lo consiguieron gracias a la indiferencia y al no saber valorar y al rechazo voluntario -claro- de un adquirir conciencia.

martes, 4 de octubre de 2016

La verdad únicamente es lo que se demuestra (con la razón nada más), no lo que arbitrariamente se dicta (o se fuerza a uso de poderes) o se monta o conviene a intereses grupales o privados.

Y la racionalidad únicamente es:

No estar condicionado por prejuicios  (antes de pensar en un tema, no puedes tener pensamientos concluidos o ya concluyentes).
No escoger elementos no racionales (de gusto, de creencia, de tópicos, de "lo dicen muchos", de "me parece normal, bueno o lógico" -puesto que hay que explicar siempre la lógica, si la hay-)
No impedir el completo proceso racional (claro, dejando que te hablen no únicamente  los que están de acuerdo contigo, y de seguida censurando o huyendo de la contraargumentación).
No mezclar nunca la razón con mecanismos de confusión o deconveniencia  (el que sea obligatorio "ser patriótico" o ser obediente o ser de tal clase o marca, por ejemplo).
Aplicar únicamente las reglas racionales (la no contradicción, etc; nunca otras)
Si  tú amaras de verdad a la razón (o al bien), pues jamás permitirías que el que demuestra razón quedara desprotegido, ¡ésa es la infinita verdad!

domingo, 2 de octubre de 2016

MI "SABER GANAR" EN ÉTICA ES MILES DE VECES MENOS CORRUPTO QUE EL DE CUALQUIER ESPAÑOL (EN PROBACIÓN TOTAL), O SEA, CORRECTO HASTA ÉL ÚLTIMO ÁTOMO; pero de ellos hay incontables pruebas firmísimas en razón de lo contrario. ¡Eso es, en alma!

YO SOLO HE UTILIZADO UN INTERÉS DE DECENTE LUZ Y RAZÓN, NO HAY PRUEBAS NI REALIDAD DE LO CONTRARIO
A MÍ ME AVALA ESTO, NO LO QUE DIGAN IRRACIONALMENTE LOS ANTIÉTICOS ESPAÑOLES:

- Yo me he dedicado toda mi vida a defender una cosa solo (lo ético, lo racional y la vergüenza) y no lo contrario, lo que me ha supuesto una esquilmación y desprotección de mis recursos vitales. Por esa causa o condición, no me he escondido nunca ni me he vendido -para cederla- nunca.

- Nunca me ha movido el dinero, el poder, la fama, etc. para desvirtuar o vender esa causa.

- Todas las migajas de pan que me he comido en mi vida han sido totalmente "sudadas" por mí.

- Nunca he sido protegido en mis derechos humanos, ni en mi dignidad, ni en mis compensaciones éticas.

- Nunca he hecho un bien que haya sido compensado o agradecido, sino que he tenido que sufrir hasta las últimas consecuencias.

- Mi trayectoria de humano -con documentos, testigos, etc.- demuestra que siempre he estado en las esenciales causas de bien del mundo (por la ecología, por los derechos igualitarios de la mujer, contra la explotación, etc.).

- Nunca me he apuntado a una organización o acción que justifica algún mal, para ser cómplice.

- Nunca he recibido un céntimo por hacer un bien, ni he ganado un céntimo en un trabajo que a corto o a largo plazo crea un mal o lo provoca.
- Nunca le he dado las espaldas a una persona que sufre alguna injusticia; puesto que, si lo hubiera hecho, me daría vergüenza y horror mirarme a la cara.

- Nunca he valorado las imágenes ni las apariencias en nadie, sino sus sensibilidades y lo que demuestra.

- Nunca he protegido a alguna mentira, ni la he consentido en mí por honor a mi vida y a mi conciencia.

- Nunca he utilizado un juego sucio de marketing, peloteo o de aprovecharme de influencias para un libro mio, para un trabajo mío o para ser conocido.

- Nunca he vendido un bien mío -libro, artículo, etc.- para lo que sea y aún menos para conseguir lujo o poder (Jamás la literatura me ha supuesto el beneficio de siquiera un solo céntimo, sino una continua pérdida económica, demostrándose esto de una manera clara y objetiva).

- Nunca he maltratado físicamente a nadie, ni psicológicamente -es decir, por una objetividad, a modo seguido o en reincidencia- a nadie.

- Nunca he le quitado a alguna persona de condición ideológica, religiosa, de género o de raza, en conciencia alguno de sus derechos humanos.

- Nunca he alimentado la demanda de algo que deteriora la imagen de la dignidad de la mujer o de un grupo marginal - prostitución, sexo de niños, etc.-.

- Nunca me he olvidado de que un juego limpio en valores éticos y en demostrar las cosas es solo lo más importante... para defender la justicia, para defender la dignidad y para defender la conciencia -sí, no existe conciencia sin eso-.

- Nunca me mueve que este blog -o cualquiera mío- consiga apoyos o poder o aristocracia mediática, sino que sea totalmente limpio a solo alma.

- Nunca he recibido un beneficio directa o indirectamente de España de los miles de beneficios mínimos que cualquier otro ciudadano español objetivamente ha tenido cada segundo de su vida y en sobreventaja aún tiene -esté como esté, sin derechos o con derechos, pero me refiero a segundos dignos de vida o de no exterminio-.
UN MODO DE ACTUAR NAZI ES SOLO LO QUE PRUEBA LA REALIDAD, al margen de lo que digan astutamente tantos buenistas "del diablo", pillos, sinvergüenzas, depravados, etc. que están únicamente utilizando siempre lo mediático, la mentira y todos los juegos sucios posibles antes que probar y enseñar "lo que has hecho en tu vida sin alguna complicidad" y que aplicar lo que se atiene a la razón y a lo demostrable. Esto no lo quieren, puesto que al momento se evidenciaría lo que son; y prefieren -como siempre- tapar y seguir utilizando todos los juegos sucios posibles.
------------------

TODO LO QUE YO HAGO O DIGO ÚNICAMENTE SE UTILIZA:

- para que sea todo ético o racional,
- para que no se destruya -y se recupere- una dignidad,
- para que no se manipule, se calle o se olvide alguna injusticia,
- para que no se ayude y se compense a los errores.

¿PRUEBAS DE ESTO?

Pues que no he ganado ni un céntimo con todos mis esfuerzos, que no he ganado fama, ni poder, ni el tener influencias, ni algún estado de privilegio. Por lo tanto, solo he buscado lo anteriormente señalado. Y no se trata de creerlo -el que reduce todo a creencia es un incapacitado racional o un fanático-, sino del confirmarlo; y todo demuestra -sin nada o pruebas en contra- a que es así

19 de enero de 2013