------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

martes, 28 de febrero de 2017

Toda persona puede ser EDUCADA CON unos reales o irreales conocimientos y, además, PARA una finalidad o para otra (por ejemplo, para servir a unos intereses o para servir a la verdad)
Unos se atribuyen por egoísmo o para vacilar  el "ser educados". Siendo eso solo una presunción, truco o engaño. Sí, en muchos es una gran mentira el que tengan una humana educación, pero se la creen en total egolatría y conveniencia de maquillaje, son educados esclavamente para algo. A ver, la única prueba objetiva que hay para que una persona sea "educada" es que "sabe valorar"; es decir, a una persona educada "todo no le da igual" y ya sabe discernir con conocimientos reales cada acción, y es tolerante y respeta conforme a una escala de valores sin dejarlos pasar. Así, una persona educada es esa que ha sido educada con valores que aplica -los demuestra en la práctica-, sobre todo el RECONOCER, y no otra cosa u otro invento de la falsedad o de la hipocresía. Una persona educada no es la hipócrita que juega con las palabras o dice "BUENOS DÍAS" (pues hasta Hitler podría decir todos los días ese saludo tras sus hechos sanguinarios), sino es la que cuida los bienes de todos o públicos: la que no ensucia parques ni rompe papeleras públicas, la que no contamina fuentes ni ríos, etc. Es la que no utiliza la mentira en la información pública con recursos públicos, como bien público

4 comentarios:

José Repiso dijo...

Si tú debes de cuidar los bienes de todos o públicos (LA VERDAD ES UNO), tú nunca puedes ser corrupto, ni votar a corruptos, ni dejarlos pasar.

Si tú debes de cuidar los bienes de todos o públicos, tú nuncas puedes malcuidarlos CON LA MENTIRA, o con el faltar a tu palabra, o con el abarcar los que no necesitas, o derrocharlos, o negárselos a cualquiera que es un ser humano como tú.

28 de julio de 2015

EDUCADO objetiva o científicamente es que tú conoces y aplicas CONOCIMIENTOS CORRECTOS (ético-racionales) en todo momento, sin excepciones y sin ponerles nunca una excusa a favor de tu interés ególatra, cómodo o pasivo -en rentabilidad-, grosero, censurador -en competividad o en rentabilidad-, avaricioso, manipulador, etc.

O sea, SER EDUCADO tiene que ver mucho con el JUEGO LIMPIO, que a unos mismos esfuerzos corresponden las mismas compensaciones, que solo se admiten unas reglas (las éticas-racionales), etc

28 de julio de 2015

SI LA INJUSTICIA NO LA VES TÚ, ¡vaya descuido de tu juego limpio!, ENTONCES NO LE PIDAS AL GOBIERNO O A OTRO QUE LA VEA POR TI (te manipulará)

---

Menos SÍMBOLOS (que siempre se dirigen hacia el involucionismo-fanatismo) y más testimonios de EXPERIENCIAS (que en acierto siempre dicen la realidad o lo que REALMENTE se ha de respetar)

El símbolo, si bien debe usarse, no debe abusarse (o crear fijación-obsesión, "materialismo mental).

---

Si tú ninguneas a alguien que lucha (al cual nadie ha demostrado engaño o algo sucio) eres un miserable desalmado! https://t.co/M3xpM5WZem




29 de julio de 2015

José Repiso dijo...

No es voluntad de Dios tus mentiras
ni las incontables que se defienden todos los días por ti.


La voluntad de Dios únicamente es que se proteja la verdad
y que no utilices más instrumentos para maltratarla:
pegarte a los intereses mediáticos o de poder, hipocresía, cinismo, confusión, alineación a los intereses del dinero, alineación a los intereses del dictar o del porque sí, ninguneo al que demuestra, frivolidad del sufrir o del pacífico deseo ajeno, pasividad, etc.

José Repiso dijo...

El mal es todos los caminos que no quiso tomar Jesucristo,
eso es el mal, sí,
pero TÚ los sigues porque te gusta SER SEGUIDOR todos los días del consumismo, de los intereses de algún poder, de lo mediático(que todo es mentira, pues mueve espectáculo, dinero, idolatría a la imagen,y guiar "verdad" hacia pillerías), del tapar de la hipocresía y del no mancharte o del no luchar a por todas (desenmascarando los respetos del mal de ellos) por la verdad. Así es.

José Repiso dijo...

El bien no tiene símbolos (sino probación o hechos). La única simbolización más grande, que era la simbolización del cristianismo, Jesucristo la prohibió, pues la simbolización (que es interés y afección del hombre, antropocentrismo), siempre pone a cosas y a poderes por encima de lo esencial (hechos, valores éticos, etc).
El bien tampoco tiene servidumbres a alguna sinrazón jamás, jamás. Jesucristo jamás tuvo servidumbre por alguna.