------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

viernes, 26 de mayo de 2017

Durante toda la historia todos ayudaron a grandes errores o a monstruosas injusticias: al esclavismo, al exterminio indígena, a la guerra santa, a la inquisición, etc. Pues bien, de la única manera que no caerás tú en tales crueldades es ayudando al que demuestra...
Lo que ocurre es que, objetivamente, tú y solo tú haces todo lo contrario: ayudas a todo el "porque sí", a todo lo irracional que existe o a todo lo ultranazi que hay en la sociedad.
Así es, conforme a que siempre se ayudan a los grandes errores correspondientes a cada época, por lógica estás realizando tú (o en complicidad determinando) terribles crueldades (en un contexto actualizado) de la misma forma, o procedimiento de ayuda a lo irracional,  que lo hacía un bárbaro. Exacto.
La única garantía y responsabilidad que hay de que no proteges alguna sinrazón es que tú absolutamente siempre, sin excusas y sin rodeos, ayudes al que demuestra irrebatiblemente a razón sin más, en todos casos y sin que un segundo siquiera te dejes sin ayudarlo.
Toda la maldad en esta vida consiste en desproteger la razón por OTRA INVENTADA que la hacen parecer que es buena (pero, al ser objetivamente mentira, DESTRUYE). El problema es que casi todos los que van de buenecetes protegen una razón inventada ( que da las espaldas o pisotea al que demuestra), pero algún día se darán cuenta o Dios se los dirá a sus p. caras.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Si un ético se enfrenta a uno malo sin alma, ¿qué utiliza?, pues casi nada excepto la ética: por el contrario, el perverso utiliza miles y miles y millones de perversidades y de negaciones (de todas las ayudas de vosotros mismos a veces) de astucias que hay para vencer
O sea, uno utiliza una pluma, y el otro todas las metralletas y cuchillos y hachas y bombas y tanques y misiles posibles.



.....entonces, ¿cuál de los dos conlleva el ESFUERZO?

30 de octubre de 2014