------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

martes, 20 de junio de 2017

La mayoría utilizando al bien (para sí mismos o para lo que no es probación ética) solo han dado resultados de mal, sí, en objetividad.
Pues la UTILIZACIÓN DEL BIEN jamás puede hacerse irracionalmente en beneficio de una conveniencia (chovinismo, particularidad, cualquier alineación-sobreprotección, patriotismo, etc ) porque siempre da resultados de mal o de bien... corrompido. Es igual que lo de Dios, puesto que tú no puedes utilizar a Dios para que tú salgas con ventajas en algo, ¡exacto!, sería el mal.
Si ellos APALEAN A LA VERDAD, por seguro (conforme a mi compromiso ético) yo siempre voy a defender CON UÑAS Y DIENTES a la verdad, sin desprotegerla cobarde y corruptamente con algún sentido o con alguna manera antiética: con el silencio, con el no aclarar con todas las consecuencias, con la pasividad, con el ayudar a la confusión, etc.

La verdad solo tiene un camino, así es, y no 20 caminos pillos para ti en función de tu conveniencia. Y por ello TÚ NO DICES NI HACES JAMÁS UNA VERDAD (aunque lo parezca) si tú no ayudas al que demuestra verdad. Asimismo, tú no dices ni haces jamás un bien si no ayudas al que siembra tal bien con aclaraciones que lo hacen solo posible o sembrarse (y porque se reproduzca y se fortalezca, sin confusiones o sin mal, su tallo).

viernes, 16 de junio de 2017

Lo que garantiza que en el mundo haya mentiras es que tú aún sigas siendo seguidor de mentirosos. Sí, a lo claro, no existe dictadura sin sus seguidores, eso es, ni siquiera mal alguno. Y el motivo de ello es que no se fortalece la conciencia (sin esfuerzo de responsabilidad por tu parte o sin tu elegido apego solo al bien ético-racional, o al que lo demuestra sin trampas de sinrazón). Pero, en el fondo, el determinante de este motivo (objetivamente destructor) eres solo tú, tú, tú en esencia de tú, con tu voluntad, nada más.

Si la razón-ética no se beneficia de ti,  ¡no vayas después a echarle la culpa a que estás solo o a que eres pobre o a que presumiblemente el alcalde  te engaña o a que eres de tal humilde religión-ideología o a que los seres vivos son imperfectos!, no, no, ¡nunca!  Los resultados son la verdad.

miércoles, 14 de junio de 2017

Con dejar ganar a un mal, ya eres tú una concausa de lo que ese mal produzca en adelante. Exacto, dejar ganar a una sinrazón objetivamente determina que, tal sinrazón, ya cuenta contigo en adelante para volver a ganar. Y dejar ganar al mal valorar o a una alineación cualquiera que sobreprotegerá antes en función de ser alineación, no de criterios limpios o sensatos.
Eso es lo que han hecho siempre los intelectuales españoles porque, lógica, decente y sencillamente, los RESULTADOS SON LA VERDAD, que esto es invendible. Y jamás ellos cobardemente se han despegado de beneficiar a alguna sinrazón, sí, eso es, por seguro, a miles o millones de pruebas irrebatibles contra su maldad objetiva, contra ellos. ANTE LOS ESPAÑOLES,  INFINITAMENTE GENOCIDAS: Un retrasado (en ética) intelectual español me dijo "¿cómo voy a ser genocida si yo no he matado a nadie?".  Pues Hitler tampoco objetivamente mató a nadie en persona y eso, lógicamente, no quita en honor a la verdad el ser genocida.
Exacto, "tan culpable es quien mata la vaca como quien le agarra la pata". Es decir, tan HdP es quien hace el mal como quien impide TOTALMENTE los recursos del bien (como hacen los genocidas españoles). Más claro, tan culpable es quien funda y promueve la sinrazón (el móvil o motor de todas la injusticias) como quien impide radicalmente la razón (silenciándola, esquivándola, desamparándola, etc.) como hacen a miles de objetivas pruebas racionales los genocidas españoles (que amparan, sí, únicamente lo contrario a buenipillería como desvergüenza y a absoluta falta de respeto y de ética, la cual jamás han tenido). Si son objetiva o infinitamente "genocidas", cierto, no es culpa mía;  pero lo sería por seguro si no lo dijera así en no admitir complicidad, a invendible posición ética o a invendible o indecorable decencia.

domingo, 11 de junio de 2017

El que hace objetivamente el  bien siempre diariamente va a ACLARAR (dar luz); por el contrario, el que hace objetivamente el mal (excusen o mientan lo que quieran) siempre diariamente va a CONFUNDIR (tapar, enturbiar o impedir luz).
Y confundir, en claro, es hacer pasar la sinrazón por razón, lo injusto por lo justo o lo que está mal por lo que está bien utilizando muchísimos trucos o manipulaciones para ello, las principales son:
- Evitar que la gente escuche al que tiene razón, haciéndole la vida imposible, robándole dignidad o ninguneándolo. Ese evitar también se consigue con el sobreproteger otra cosa.
Difundir por mar-tierra-aire una falsa (pero muy conveniente para los intereses de poderes o del confundir) escala de valores o de criterios de valoración; por lo cual, los que manipulan o destruyen tienen ya infinitamente seguro el que ellos van a recibir premios y comodidades y control destructivo para siempre (en cambio, Jesucristo o el que aclara-demuestra a infinito esfuerzo, jamás).
- El impedir que una información aclaratoria-racional, no interesada ni mediatizada, tenga algún espacio social y sí desacreditaciones por falsas-pillas-perversas-sobreprotegidas o irracionales reprobaciones.

sábado, 10 de junio de 2017

Cuando se quiere decir la razón (por deseo) hay que estar preparado para decirla (por capacidad).  Y se está únicamente preparado cuando tú mismo no te pones limitaciones (de tabúes, fobias, costumbres, leyes, condescendencias, etc.)  para decirla.
Sí, pues decir la razón es: NO PONER LIMITACIONES AL DECIRLA, no quitarle elementos-piezas de razón  (sinrazón también podría definirse como limitar la razón que ya es una sinrazón), o sea, decirla en toda su cualidad y extensión racional conlleve lo que conlleve,  implique lo que implique (agravio, insulto, etc.); en claro, decir de una vez si los nazis asesinaban o, en cambio, bailaban una jota u otra cosa. Eso es, razonar es siempre no faltar a la verdad (aun se falte a lo demás, pues "lo demás" serían las mentiras muy bien adaptadas y ornamentadas), o jamás limitarla con triquiñuelas de modos de hipocresía, de estéticas, de adiestramientos, de formas de poder o del excluir elementos reales... que siempre más o menos la limitan.
Tiene únicamente razón quien no obedece a mandatos o influencias sociales, políticas, religiosas, científicas, culturales, judiciales, mediáticas, etc., sino solo a la razón demostrada solo a razón (sin vender la ética o el bien a otra cosa).
No se puede desatar un nudo (comprender o respetar algo) limitando la exactitud de las razones-explicaciones que dan el cómo está hecho
Todo error está basado en que no se conoce ni se reconoce el no-error, o sea, en un distanciamiento de la verdad, en un huir de la verdad causado por uno u otro poder social (siendo un poder social la capacidad de imponer confusión, eso en precisión, no de poner-ofrecer sin arbitrios o libremente a razón la claridad del no-error), por lo que es un  dirigismo.
Sí, tal dirigismo, porque se produce únicamente por las presiones y por las extensiones de poderes, cuenta ya con todos los recursos excusando todas las sinrazones a favor de un PROTAGONISMO IMPERANTE (intolerante a la verdad) DE SUS SERVIDORES, siempre inevitablemente interesados en los mensajes-"estudios de imposición,sí, por ser sobreprotegidos en inercia sí o sí en sociedad".
Es decir, para las retóricas de sinrazón o para los ornamentos del mal, a servidumbre aplastante, se les da todo y, para el que quiere alumbrar algo a limpísimo juego limpio de saber no ser un corrupto, no engañar (de saber vivir o perderlo todo por eso), no hay ni pan ni agua.

viernes, 9 de junio de 2017

Todo lo que con poder se instala sobre la sinrazón consigue -a incontables recursos del juego sucio irracional las perfectas apariencias de la bondad, del "todo va bien a mentiras elegantes o del glamour, de la pillería justa y de honorabilidad podrida -o corrupta- desde la apariencia-cáscara hasta el fondo.

¿Cuándo esto no se ha cumplido a lo largo de la historia? Pues ¡nunca! Solo una base cruel o irracional es forzada a seguir por... reglas de porque sí "bonito", de poder o de imposición alimentadas y sostenidas de perfectas apariencias.
Más claro, jamás se ha aplicado una gran injusticia sin utilizar un buenismo (utilizar un bien a máxima publicidad -en solemnidad de patria y salvamundo- y como cortina de humo para toda la máxima crueldad que se realiza al mismo tiempo).

lunes, 5 de junio de 2017

Todos los poderes que existen siempre quieren callar al que demuestra (limpiamente, a solo razón), ¡NO ME PUEDO NI IMAGINAR CUÁNTO HA TENIDO QUE SUFRIR!, más que Jesúcristo sin duda (a duda racional).
Yo jamás he utilizado un "A LA FUERZA" para nada (el demostrar razón jamás impone, lo demás sí), pero ¡me han torturado hasta las lágrimas!,  ¡lo destruyen TODO!
CALLAR AL QUE DEMUESTRA LA RAZÓN (que solo ésta existe por él) significa que tú quitas ya un camino (el del bien) y facilitas la FORTALEZA DE LA SINRAZÓN.
Si confundes o ladeas el camino (porque jamás ayudas al que aclara) tú jamás das al mundo camino, sino siempre maldad-oscuridad.

sábado, 3 de junio de 2017

CUALQUIER "VERDAD" EN MANOS DE LA MENTIRA(lo que da las espaldas al que demuestra a solo razón, sin contar ni utilizar otra cosa) ES ABSOLUTAMENTE SIEMPRE MENTIRA, actúe ahí lo que actúe, ya puedan actuar todos los jueces, costumbres,reyes o pillos del Universo. Claro;la razón no va en función de nada excepto de la razón
En ningún momento de la historia el mal se ha quedado sin defender (por intereses de poder); pero el bien se ha quedado solo (sin defensa de nadie).
Y lo único que evita eso (por lo tanto, es la ÚNICA DEFENSA DEL BIEN) es que tú no le des nunca jamás de lado al que demuestra razón a solo reglas racionales.

Detrás de lo mediático, de lo grupal-corporativista, de cualquier medio de manipulación, de lo que sirve a mantener intacto lo establecido por dinero-éxito-protagonismo a su fácil postor, irrebatiblemente hay intereses de poder; detrás de mis miles y miles demostraciones de luz-razón jamás de los jamases nadie demostrará uno o alguna mentira.

jueves, 1 de junio de 2017

Todas las infraestructuras, montajes, privilegios, falsas justicias, protagonismos incesantes de manipulación, buenismos acaparadores del pan de los demás, etc.(que conllevan siempre maldad en objetividad e imposición, puesto que solo impone el "porque sí"), la ética se ve en el deber ineludible de derribarlos, sí o sí, sin excusas y sin ningún tipo de miedo a lo es producto de la falsedad.
Eso es una verdad como un templo y, el que también es ético, siempre ha de ayudar al que aclara estas cosas esenciales (entre tantas turbiedades o maldades) o demuestra razón.