------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

jueves, 20 de julio de 2017

Tras tanto demostrar y demostrar siendo leal a la verdad y a su único camino (el que no admite mentira), bien claro lo tengo ya racionalmente, eso es: el malo o el que destruye siempre quiere, sí, con mayor o menor conciencia e irresponsabilidad, impedir al bien, por medio de un "bien arbitrario o tramposo" que a él le conviene (o sea, que a él le da privilegios y a otros se los quita). Por eso, jamás se mueve (con hechos que lo prueben) por la verdad (la cual en el fondo detesta porque desmontaría sus privilegios), sino por una confusión-incoherencia que diariamente practica: dice ver documentales de la 2 y no los ve, dice amar a la verdad y jamás ayuda al que demuestra verdad, dice ser solidario y lo tiene todo podrido de injusticias directamente creadas por él, etc.
El caso más famoso actualmente, es el caso Trump; pues todo el mundo sabía su machismo y su irresponsabilidad con los inmigrantes (racismo) y, sin embargo, la mayoría lo votó. Entonces el "bien" tramposo supo ganar (o destruir) y perdió lo limpio o la verdad.

martes, 18 de julio de 2017

Siempre como consecuencia del eludir (antiéticamente) al que demuestra razón a solo razón (o del no protegerlo) está por seguro la CONFUSIÓN. Eso es, y el peor enemigo de la sensatez  es la confusión, y del distinguir la justicia, y del clarificar la comprensión, o de toda la ética en resumen.
La confusión, en objetividad, es lo que tú produces porque tú no estás escuchando o protegiendo al que clarifica irrebatiblemente a solo razón (sin tener otro escudo), sino a otro con mucho ambiente-escenario de halago-color al servicio de uno u otro poder o sinrazón.
 El bien jamás admite CONFUSIONES (ni excusas ni frivolidades): o lo proteges referenciándote siempre en quien te lo aclara-demuestra o lo matas. Igual la salud, e igual la razón. Porque ahora cómo se mata al bien es confundiéndolo, sí, algo de lo más eficaz; claro, cómo está confundido, pues nadie lo realiza al estar confundido o ya enterrado o no especificado (por hacer).

viernes, 14 de julio de 2017

La Naturaleza únicamente tiene una acción equilibrante o de bien (en tanto que  solo equilibra lo imparcial-racional); por el contrario, el ser humano (con sus acciones sociales o de alineación) lleva hasta las últimas consecuencias intereses inesquivables sobreprotegidos por unos u otros poderes (algo solo posible eludiendo la razón y no lo interesado, o sea, a contrabién), lo que conlleva siempre sacrificar valores éticos.
Al bien-razón (por contestatario a lo establecido) jamás se le reconoció-ayudó; a Galileo se tardó, y se hizo solo ya luego por servir de negocio a los poderes y a todos por estar implicados en miseria humana con intereses de poder, nunca por él.
Siempre valoran los españoles con líneas de valoración interesadas o sujetas a un interés de poder (mediático, literario,de demanda mediática, económico, político, etc). Tales LÍNEAS de valoración jamás las establece lógicamente la razón-bien-ética, sino intereses corrupto-manipuladores "buenizados" que trituran a lo que es el esfuerzo verdadero
Además, cuando tú ya sirves a uno u otro poder (porque casi sin alma y cobardemente no le contravienes, sí, por bien, por defender luz-razón, ya que eso solo es el esfuerzo por bien) real y objetivamente es imposible que hagas un verdadero esfuerzo de bien. Así es.
La Naturaleza solo tiene una acción equilibrante, pero el ser humano absolutamente siempre valora en función de machacar o de desproteger al que demuestra algo limpio (cierto, porque siempre le molesta el bien para sus intereses, como servir a uno u otro poder, no reconocer porque así perdería prestigiosa apariencia-protagonismo,etc).

martes, 11 de julio de 2017

LOS RESULTADOS ÚNICAMENTE SON LA VERDAD, los resultados sobre quien demuestra que lucha por la verdad, por los derechos humanos, etc. son únicamente la verdad. Por ejemplo, si tú vas a un país -por ejemplo, Chile- y ya Víctor Jara está siendo aplastado, aunque los demás cantantes estén llenos de mierda o de premios, aunque todos sus escritores reciban el premio Nobel o les vaya bien, ése país objetivamente es un país de monstruos y esos escritores son objetivamente unos nazis y monstruos. ¡Así de limpio y de claro!, pues los resultados, sobre el que lo da todo por la verdad, es únicamente la verdad (aunque Chile al lado de eso fuese la primera potencia del mundo  o se vista de rosa).
Más claro, si tú vas a Israel, y  Jesucristo está siendo aplastado, aunque todos los escritores fariseos reciban el Nobel o se arrastren o vendan la ética-alma por el éxito, ellos objetivamente son unos nazis
Ninguna frase es digna de que la digas si no demuestras solo racionalmente lo que dice, otra cosa no vale ni menos en ética.  Si te manipulan (de improviso o sin saberlo), ellos tienen la culpa;  pero si te siguen manipulando (y ya lo sabes o te lo están demostrando), entonces tú tienes la culpa.  Que a ti te guste decir pillamente  que haces el bien es una cosa, defenderlo o probarlo es ya decentemente lo contrario.  Ninguna verdad debe temer a alguna mentira, ¡cierto!,  ni aunque a tal mentira la defiendan cinco o diez mil -o mucho más- vendidos; porque, si no, se destruye tal base que sostiene o hace que funcione todo.
Y no basta que sientas dolor por un dictador o solo por tu perro o sentirlo sin hacer nada
La verdad únicamente es lo que se demuestra (con la razón nada más), no lo que arbitrariamente se dicta (o se fuerza a uso de poderes) o se monta o conviene a intereses grupales o privados.

Y la racionalidad únicamente es:

No estar condicionado por prejuicios  (antes de pensar en un tema, no puedes tener pensamientos concluidos o ya concluyentes).
No escoger elementos no racionales (de gusto, de creencia, de tópicos, de "lo dicen muchos", de "me parece normal, bueno o lógico" -puesto que hay que explicar siempre la lógica, si la hay-)
No impedir el completo proceso racional (claro, dejando que te hablen no únicamente  los que están de acuerdo contigo, y de seguida censurando o huyendo de la contraargumentación).
No mezclar nunca la razón con mecanismos de confusión o deconveniencia  (el que sea obligatorio "ser patriótico" o ser obediente o ser de tal clase o marca, por ejemplo).
- Aplicar únicamente las reglas racionales (la no contradicción, etc; nunca otras)

domingo, 9 de julio de 2017

Si con tu buenismo en definitiva favoreces a la sinrazón (al mal), tu buenismo de ninguna manera es ético, sino solo forma parte de la apariencia o es algo que ha convenido a grandes intereses o que a ti te han inculcado socialmente a presiones diarias de los que más poder tienen. Sí, aquí solo yo puedo decir que éticamente el buenismo es inaceptable cuando tanta y tanta sinrazón se demuestra que tiene detrás.¡Eso no es ético!
Por eso hay que cuestionar e invalidar al buenismo de cualquiera que se basa en todo (en influencias, en costumbres, en demagogias, etc.) menos en racionalidad demostrada irrebatiblemente (por lo que no ha de cerrarse suciamente a ningún rebatidor)  a solo razón, no más.
Y el deber inexcusable del que protege la razón SIEMPRE ES el cuestionar el buenismo de la Justicia, el buenismo de uno o de otro poder en tanto que se les demuestra sinrazones y apegos a una tendenciosidad de excluir al que demuestra o aclara razón.
Y la razón no es elegir razones a un arbitrio cualquiera. Claro, defender-decir la verdad no es elegir verdades (las de tus amigos,etc) para usarlas,sino fielmente aceptarlas todas para no dejar de usar alguna. Lo mismo que el LENGUAJE es usar todas las letras, todas; si no usas la T, ya no usas el lenguaje y tú engañas

sábado, 8 de julio de 2017

LOS RESULTADOS SON LA VERDAD.
Si un hombre está en Rusia y, en definitiva, todos sus derechos los tiene exterminados (y ya los resultados son las máximas pruebas) pero, en cambio, él no se los ha exterminado a nadie pues los resultados de él  (a infinita verdad)  son únicamente la verdad.   Así es de claro y de perfecto lo claro.
Si por actuar Rusia en él, él está exterminado (no pudiendo vivir ni un segundo digno) y, en cambio, por actuar él en Rusia ésta está tan nazicampante,  pues el peso de la infinita verdad favorece a él.

viernes, 7 de julio de 2017

Los escritores españoles  son objetiva y absolutamente GENOCIDAS; lo diré cada segundo de mi vida, pidiendo siempre que se les condene con condenas exactamente iguales a los de los malditos terroristas, satánicos o genocidas.
Porque todos los actos de destrucción los han hecho. 
Ellos jamás tienen corazón, sí, al luchar contra una sinrazón premiada o amparada socialmente, tú pierdes toda protección, tienes que renunciar a demasiadas métodos usados habitualmente - y que a ellos benefician- y, a eso, tus recursos de supervivencia se destinan siempre por un mayor desgaste.
Mientras, el que se alía con una sinrazón, todo eso se lo evita, tiene toda la vida beneficios y mínimas dificultades de esa sinrazón (o retórica objetivamente retórica sobre un ventajismo de retórica), y además incontables facilidades porque ninguna protección pierde y a nada tiene que renunciar y sus recursos de supervivencia ya los dedica a tener éxitos, trepando muchos escalones socialmente. Ser infininamente genocida (J. J. Guardia Polaino, M Blasco, A. García Barga, P. Pérez González, etc) no es lo más grave, sino que los apoyan los españogenocidas siempre a total sangre fría y sin alma, sí,buenizándose ellos a lo nazi y pidiendo con cara dura impunidad aristocrática ante la ética, HdP, los muy hijos de la gran puta!, o sin rodeos ni falsedad hay que  decir que son españoles objetivamente GENOCIDAS
Todo es MENTIRA en España; es la mentira per se, y no más. Si te hablan de algo, ese algo ya es mentira; si te hablan de respeto, siempre en total mentira, pues el respeto es exactamente lo contrario; y si te hablan de verdad, ¡escupe!, pues es lo contrario. ¡Todo es mentira!, pues jamás ha sido válida una razón, jamás ha sido válido un verdadero esfuerzo y jamás ha sido válida alguna mínima dignidad. Es escenario pillo, montaje, embalaje, cáscara, estupidez vendida con mucho poder y con todos los trucos posiblesvanidad de vanidades.
Y  como a ellos les beneficia, les da igual. totalmente igual, ¡que sufra quien no le beneficia! 
Juro (por todo, a infinita verdad, no tengo alma o pierdo mi alma si fuese mentira) que los españoles NO HAN BENEFICIADO AL BIEN nunca, ¡nunca!, ¡nunca!, ¡a PROBACIÓN TOTAL!,  sino a Hitler o al diablo.  Eso es.

domingo, 2 de julio de 2017

Siempre voy a lo mismo: No hay ética (no hay vergüenza, ni honestidad, ni civismo, ni humanidad, ni decencia..., ¡NADA de eso!), si se esquiva al que la demuestra a razón solo, sí, si se esquiva la dignidad del que juega limpísimo CON UNAS ÚNICAS REGLAS y nada más -no con miles que hay irracionales-, cara a cara y frente a todo
Si se esquiva el camino, pues no hay camino. Si se esquiva la luz, pues creas todas las injusticias o todos los mecanismos de injusticias -sin luz-
La honestidad solo tiene un camino: ser honestidad. La verdad solo tiene un camino: ser verdad que defienda solo la razón, no imágenes, intereses creados o amores patrio-demagógicos de fanatismos