--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

jueves, 7 de septiembre de 2017

Cuando cualquier poder te haya metido una mentira en la cabeza (porque el poder tiene todos los recursos públicos para hacerlo y lograrlo), ya de nada sirve mencionarte algo ético, porque estás en el contexto contrario al de la libertad, concienciación y sensatez verdadera (y no ficticia).
Ya ahí únicamente trabajas como esclavo para la mentira


En tal condicionalidad de esclavo, la libertad es imposible encontrarla, todo lo que busques de libertad será lo contrario; todo lo que busques de justicia, será lo contrario; todo lo que busques de verdad, será lo contrario (en vana búsqueda)

(Solo has venido a la vida para ser un delegado de la oscuridad)
Si ya eres un producto-resultado de intereses de antilibertad o de poder, siendo realista, no tienes solución (ya tu alma está vendida-incapacitada para valorar algo, objetivamente para siempre). Pero, has de ser constructivo e intentar hacer algo de bien; por eso son tus hijos los que aún están a tiempo, y a ellos debes permitirle una capacidad libre para ser tolerante con la razón o con el bien.

1 comentario:

José Repiso dijo...

ESTUPIDEZ es seguir porque siguen; y decir porque dicen, e ir de sensiblero porque van de sensibleros, y matar toros o perros porque matan perros, o sea...... establecerse en lo establecido, en la inmovilidad, en lo que te ordene lo mediático, en la línea literaria dictada, en ¡LO MISMO! una vez y otra, otra vez y otra.

22 de noviembre de 2014




Durante más de 10.000 años jamás las estructuras sociales crearon alguna facilidad para la verdad (o para las mujeres en sus igualdades). Ahora, de un forma totalmente objetiva, la cultura -repletamente llena de los intereses creados de los poderosos y de los corruptos que viven a costa del pueblo- de ninguna manera va a permitir el acceso de la gente a la verdad. Sí, conocen, pero pillerías del mercado y de los HdP aprovechados (las ovejas se podrán adaptar, pero los lobos se adaptan mejor, con mejores camuflajes.

---
AMAR NO DEBE COSTAR LA LIBERTAD. En ética, también, la patria no debe costar la verdad; ninguna imagen de algo, tradición o defensa social debe costar la verdad. Jamás, se empezaría a corromper la misma ética. Pero los poderes fácticos o de los intereses establecidos o predominantes te lo justifican (por una finalidad buenista o con engaño del buenismo corruptor) y te lo enseñan o te lo inculcan a ti y a tus hijos (siendo tú un colaboracionista de tal corrupción)

4 de octubre de 2014